Juan Sanguino

Arqueólogo con especialidad en la Ordenación del Territorio, campo donde he volcado la mayor parte de mi actividad profesional en las dos últimas décadas. Mis trabajos arqueológicos, realizados desde una empresa de servicios de la que soy socio, han estado vinculados, a través de colaboraciones técnicas, a iniciativas privadas o públicas de intervención (infraestructuras, promociones inmobiliarias, explotación de recursos naturales, planes de ordenación o gestión del suelo, etc.), sin olvidar, cuando la ocasión lo ha permitido, la tarea de divulgar los resultados de mi trabajo. Mi especialidad, por todo ello, ha sido más una necesidad profesional que una voluntad predeterminada; lo que me ha permitido, sin embargo, tener una amplia visión diacrónica sobre la evolución de los paisajes y el efecto de la acción humana sobre el territorio.

Investigar el territorio, desde mi especialidad, no es otra cosa que desmadejar y conocer nuestra influencia sobre él y cómo nuestra especie lo ha ido transformando. Las metodologías y disciplinas que se acercan a este conocimiento son múltiples, pero ninguna de ellas es válida si no se aborda interdisciplinarmente. Entiendo la arqueología como el análisis e interpretación de las huellas (a veces casi invisibles) que han dejado las relaciones del hombre con el medio a través de su historia, escrita o no. Desde la perspectiva actual este análisis demuestra que un espacio sostenible es un espacio con futuro y que la historia nos ha enseñado cómo terminan las aventuras sin sentido.

Anuncios